sábado, 26 de diciembre de 2015

¿Ayunaste y oraste el 17 de Tamuz?

¡¡AVISO!! Los pensamientos o apuntes que te mando en esta ocasión son, como todos los que suelo mandar últimamente, “un pelín extensos y repetitivos”... Te lo digo por si no quieres seguir leyendo. No obstante, te aconsejo que los leas porque, aparte de que son muy  interesantes, cree un servidor, no suelen encontrarse o oírse por "esos mundos" ... Ah, y lo que es aún mejor ..... ¡son gratis!

Verás, no se si sabras que, según el calendario hebreo (el de la Bilbia), hace unos días el mundo hebreo para empezar y unos cuantos entre las naciones, recordamos ayunando el 17 de Tamuz (este año, el 01.07 del 18), el día en que se destruyeron los muros de Yerushalayim en distintas épocas. Una vez por Dabucodonosor en el año 586 antes de Cristo y la otra vez por Tito en el año 70 de la era cristiana) ...

Es el día en el que se ayuna por tercera vez durante el año, tal y como el profeta Zacarías lo dejó escrito (ver cap.8:19)... El próximo ayuno será tres semanas más tarde... Osea, el día 238 cuando se recuerda y se llora (entre otras muchas cosas más)  recordando que el Templo se ha destruido en 2 ocasiones diferentes ...

Entre muchas otras cosas, estas son 5 tragedias que le sucedieron al pueblo de Israel en este mismo día (Para más información lee mi ártículo titulado "Otro 17 de Tamuz" o pregunta al amigo Geoogle que te diga más cosas al respecto) ....

1. El 17 de Tamuz ocurre cuarenta días después de Shabuot o Pentecostés. En aquel entonces, Moshé ascendió al Monte Sinaí en y permaneció allí durante cuarenta días. El pueblo de Israel hizo el becerro de oro en la tarde del 16 de Tamuz, pensando que Moshé ya no iba a regresar. Cuando Moshé descendió del Monte Sinaí y vio a los israelitas adorando al becerro de oro, rompió las tablas que llevaban los Diez Mandamientos (De ahí que la boda no se llevara a cabo).

2. Menashé, un rey judío considerado el peor soberano del Reino de Yehuda que vivio alrededor del año 700 antes de la era cristiana., colocó en ese día un ídolo en el Santo Santuario (kodesh Hakodashim) del Templo de Yerushalayim

3. En la época del Primer Templo, en el año 587 AEC, los Cohanim (sacerdotes) se vieron obligados a interrumpir la ofrenda del sacrificio diario. Este sacrificio (korban Hatamid) había sido ofrecido desde la época del éxodo de Egipto. El 17 de Tamuz de ese año, este sacrificio no se pudo ofrecer más debido a la escasez de animales causada por el asedio de la ciudad de por el ejército Babilónico.

4. Alrededor del año 50 de la era común, Apostomus, un capitán romano, tomó un rollo de Tora y entre insultos y burlas a Israel quemó un Sefer Torá en público. (Según Maimónides fue Apostomus, no Menashe, quien además de quemar la Torá colocó un ídolo en el Templo de Yerushalayim).

5. En el año 68 EC los muros de Yerushalayim fueron destruidos después de muchos meses de asedio por el ejército romano. Tres semanas después, el Bet HaMikdash (Templo) fue demolido y quemado el 9 de Ab.

Debido a estas cinco tragedias ayunamos (nos aligimos) el 17 de Tamuz. También recitamos oraciones especiales (tajanunim), que nos inspiran a lamentar y arrepentirnos por nuestras transgresiones y las transgresiones de nuestros antepasados.

El ayuno comienza al amanecer y termina con la aparición de las tres estrellas.

Y yo me pregunto: ¿lo has recordado tú, has ayunado, has recordado lo que pasó en este día a través de los siglos? (Te aconsejo que lo mires en el Google)...

Es más, si somos las ramas del Olivo, si estamos “injertados ENTRE ellas” y tenemos la “misma ciudadanía” (según escribe Shaul /Pablo a los creyentes que vivían en Roma y en Éfeso (Rom.11: 17 y Efes. 2:11-13 ) y somos un mismo pueblo con ese pueblo ¿cómo es que al cristianismo se le pasa desapercibido el dolor de nuestra familia? ¿Por qué no sufrimos cuando ellos sufren o, es que al final, todo se queda en pura teoría?

Tal vez es eso o, tal vez, es que no estamos conscientes de lo que pasa en Israel por la falta de enseñanza o, simplemente, no hacemos, por alguna razón, lo que la Biblia nos insta a hacer en este siglo o generación que nos ha tocado vivir y servir al Señor (ver Rom. 12:1 y 2).

Y sin embargo, nuestro Salvador, Señor (amo) y Maestro Yahoshua nos ordenó, entre otras cosas, “llorad con los que lloran”... sabiendo que, los que lo hagan, “recibirán recíprocamente consolación”... (ver Isaías 40, 1;
Mat. 5 -7)

Créeme, hoy más que nunca debemos estar “al día y al loro” pues, como ves, las cosas no están mejor que entonces... Es más, todo apunta a que la historia se podría repetir en cualquier momento tal y como el profeta lo dejó escrito (ver Zac. 8-14).

La sensación que se siente y se palpa en estos días es la de estar dentro de un “castillo de arena” que lleva ya algún tiempo desmoronándose (de hecho, terminará cayéndose como está escrito para dar paso “al Reino de los cielos” o al Orden Nuevo Mundial de YHVH y no al de la ONU – ver Hebreos 12:25-29).

Para mí, no tengo ni la menor duda: estamos viviendo “en la etapa final de los días que serían como los de Noe” (los famosos Hajarit Hayamim o dolores del parto”) según los profetas y Yahoshuah.... Las guerras son más frecuentes e intensas cada día, las pestilencias hacen su aparición por minutos, la frialdad humana es un hecho escalofriante, la oscuridad está ahí, los terremotos nos dicen “hola”, el hambre se multiplica, la infidelidad es un hecho, la apostasía religiosa es cada día va de más en peor (ver el cuadro que le dejó pintado Shaul a Timoteo en el cap. 3: 1-7, etc. Y todo, y eso es lo más sorprendente, con “la higuera (Israel) echando cada día más hojas, brevas e higos” … ¡Como para dormirse en los laureles!

Sí, en el cielo hay nubarrones pero que muy, muy negros, los “tambores de guerra” se oyen más y más cerca, las amenazas que sufre el odiado Israel son cada vez mas grandes y reales (Sólo hay que ver las noticias para darse cuenta)... Pero lo que es mucho más alarmantes es que las murallas de Jerusalem vuelven a estar rodeadas y en peligro de ser derrumbadas otra vez. Sí, señor, las famosas “flechas modernas” caen sin cesar ante la ignorancia e hipocresía del mundo. Es más, con nuestro silencio e indiferencia ayudamos a que eso pueda ser una realidad en cualquier momento, ¿te das cuenta de eso?

La verdad es que no es nada nuevo pues, aunque las ignoremos, no han dejado de caer en los 4.000 años de historia que tiene nuestro pueblo Israel. Asi que, de sorpresas, ¡nada!

¡Qué alegría me da saber que el Eterno puso, tiene y tendrá centinelas en las murallas que rodean a esa ciudad que no dejaron, dejan, ni dejarán de interceder por Yerushalayim debido a lo que conlleva la lucha espiritual en la está y estamos metidos. Lucha que tiene que ver con la venida del Mesías. ¿Me entiendes? ¿Te acuerdas de lo que dijo el profeta Isaías hace ya más de 2.350 años? Échale un vistazo y considera lo que dejó escrito en el capítulo 62:1-7. Es más, ¿por qué no te propones ser uno de esos, si es que no lo eres ya?

No, esta vez no son los gritos de aquel Nabucodonosor, los de Tito o los de los Cruzados queriendo destruir los muros primero, y el Templo con su lugar Santo después (¿has pensado lo que eso implica en el mundo físico y espiritua?), no. Hoy son los Katiuscas y Kasans del Islam (fabricados todos ellos en el mundo “cristiano”) los que vuelven a “desafiar y provocar a los escuadrones del Dios viviente” - según el pastorcillo David, ¡claro! (Échale un vistazo a 1ª Samuel capítulo 17).

Samuel, pero ¿qué me estás diciendo, te refieres al ejercito del Israel de hoy, quieres decir que aún “sin conocer a Jesús” dices tú que son “los escuadrones del Dios viviente”? ¿Esos que matan a los pobres palestinos? – me dirá algún que otro santurrón o listillo de turno. Sí, si señor, eso es lo que he dicho y seguiré diciendo porque así lo afirma la Biblia, ¡y punto..! El ejército del Israel de hoy lo sigue siendo como lo fue entonces y lo será hasta “que la luna y el sol dejen de brillar” (Jeremías 31:35,35). Lo son, como es el espíritu satánico e arrogante del nuevo Goliat de hoy encarnado en los líderes de Irán, Siria, Hamás, el Cuarteto o Cinco + 1 o cualquier otro país o persona que se atreva a desafiarlo arropado por el “aceite de abajo” (el petróleo) y la hipocresía del cristianismo reemplazante y antisionista (madre e hijas), a no ser que digan lo contrario y actúen como deben, cosa que dudo.

Dios mío, ¡cómo necesitamos al otro Rey David, aunque eso quiera decir que el mundo tendrá que pasar por un horrible sufrimiento como está escrito! No cabe duda de que el día viene cuando ese “otro David” (el Mesías) vendrá a establecer su Reino de Paz (la verdadera) Sí, un Rey que anteriormente se personificó en “un simple pastorcillo”, el que vivió y actuó, repito, de acuerdo a todo lo que la Torá dice.

¡Que horrible!, esta vez y honda en mano, se enfrentará a los líderes mundiales y humanistas que, al fin y alcavo y eso está más que probado,no saben qué hacer frente a tanta “oferta barata que ofrecen los que quieren implantar el Nuevo Orden Mundial”!

¿Qué cual será el resultado? El que está escrito: “¡Que toda rodilla se doblará ante Él, que toda lengua confesará el Nombre del Eterno y que toda la Tierra se llenará de la gloria del Eterno....” ¿Te suenan familiares esas palabras?

“Sancho, ¡que nos pille confesaos!” (decía el bueno de D. Quijote) y ¡qué llenas de significado estaban y están esas palabras en el día de hoy! ¿Nos pillará su venida velando, orando y con las lamparillas llenas del buen aceite de oliva? (no del de aquí abajo) Dime, ¿relacionas el aceite con el olivo? ¿Te das cuenta de la importancia que tiene a estas alturas saber si realmente estamos o no estamos “injertados en el buen Olivo y no en el árbol de Navidad?

¿Y del arrebatamiento y tribulación qué me dices? ¿Quieres que te dé un buen consejo? Es este: olvídate de esa interpretación cristiana falsa y escapista, y conciénciate de que, si estás injertado en el Olivo, lo que le pase a él (a Israel), te pasará a ti también…. Ni más más, ni más menos. El resto es un cuento chino aunque tenga su parte de verdad

Mientras eso ocurre o no ocurre, te aconsejo que dediques todos tus esfuerzos en edificar a Sión (y no a Roma o el Concilio Mundial de Iglesias) porque, según el salmista, “cuando se haya hecho, entonces veremos a su Rey venir en gloria y gran poder” (Salmo 132:13,14)

Es más, mientras que pasamos “las Buenas Nuevas de Salvación y Redención (que para eso estamos hoy aquí), miremos a la estrella del Oriente o al “lucero de la mañana, abramos las ventanas de par en par y sigamos “orando por la Paz de Yerushalayim”. Las Escrituras nos dicen que haciéndolo de una manera práctica y no teorética, tenemos las bendiciones de lo alto aseguradas (Tejilim /Salmo 122:6).

Esto es todo por ahora querido/a amigo/a..... Si me necesitas, ¡ya sabes donde me puedes encontrar y, eso, si quieres leer más apuntes métete en mi blog (*) para encontrar un montón de pensamientos que te harán dar vueltas al "coco" (Rom. 12:1-3l

Abrazos de los de siempre y shalom, shalom.... (La PAZ del Eterno y no la de la ONU - Números 6:24-26; Juan14:27; Gálatas 5:22; etc.)

Samuel del Coso Román
(Fundador y director de: TOLEDO Centro Mundial de los Anusim /Cripto - Judíos o Marranos sefarditas.)

E.mail: shalomsefarad@shalomsefarad.com

Blog: shalomsefarad.blogspot.com.es

Tl.: +34 659.682.031y (WhatsApp)

TOLEDO (Sefarad - España)
_______________

No hay comentarios:

Publicar un comentario