martes, 20 de noviembre de 2018

¿Reformar a la Reforma?


Toledo, 31.10. 2018

Dime amigo/a: ¿Qué evangélico no habrá escuchado durante estos últimos años y más concretamente en el año pasado, las palabras LUTERO y REFORMA PROTESTANTE después del gran "bombardeo" al que ha estado sometido? 

Y yo me pregunto: ¿sabe el cristiano de hoy quién fué Lutero realmente, lo que dijo, escribió y cuáles fueron los resultados de aquello que empezó como un "sólo querer reformar" la Iglesia o Institución a la que pertenecía?

Este año se ha vuelto a recordar  aquel famoso 31 octubre del 1517  cuando el monje agustino clavó en las puertas de la famosa catedral de Wittenberg las 95 Tesis que lo hicieron famoso (las que volvieron a dividir a la Iglesia Católica Romana).

Durante 500 años el Vaticano ha estado defendiendo a “punta de espada” "la gran mentira del monje", pero que, al final y como tantas otras cosas, resulta que es verdad. Es más, ahora dice que el “amigo” Lutero no sólo llevaba razón, sino que es uno de los más grandes teólogos que la Iglesia ha tenido y, que por lo tanto, es su gran héroe también. ¡A ver en qué quedamos!

Créeme, en estos setenta años que tengo de historia, nunca había visto en la Iglesia Evangélica española, excepto en la luterana, hacer tanto énfasis en ese tema que han metido “hasta en la sopa”. ¿Y por qué habrá sido?, me pregunto.

Ya en el año 2015 vi boquiabierto la reunión que se transmitió por T.V en una de las iglesias evangélicas de Madrid con motivo del día de la Reforma Protestante. ¡No sabes lo que disfruté y cuántas gracias le he dando al Eterno por ello pues, para mi y para los evangélicos de mi generación, el hecho de que lo trasmitieran fue todo un logro histórico! Digo histórico porque, ¿quién iba a pensar hace tan sólo 60 años que los cristianos evangélicos (perseguidos y humillados) podrían dejar sus catacumbas y “salir en la tele hablando de ese tema” y más concretamente, poder recordar por todo lo alto “el día de la Reforma” con el permiso o vista gorda de "la madre de San Pedro”?

Dios mío, ¡cómo han cambiado las cosas, me dije recordando aquél día cuando mi madre, en contra de la voluntad del Sr. cura. llevó a la emisora de Valdepeñas aquel disco para que, tan pronto viniera la luz eléctrica a las 18.00 horas, todo el pueblo y con él la provincia de C. Real, escuchara la famosa canción “pecador ven a Cristo Jesús”! Créeme, que no la metieran en la cárcel fue todo un milagro.

Volviendo otra vez a la reunión que se trasmitió por la T.V. el 31 de octubre del año 2015, decirte que, de entre todas las frases que el pastor (y teólogo) que estaba hablando, dijo una que no  he podido olvidar: “la iglesia necesita una nueva REFORMA”.

- ¿La iglesia? ¿A qué iglesia se estará refiriendo, a la Católica Romana? ¿A la Ortodoxa o a la Protestante a la cual él y todos los que le estaba escuchado pertenecían o representaban?

¿Una nueva reforma'? - me pregunté entonces y me lo sigo preguntando después de tres años oyendo y leyendo todo tipo de comentarios debido a “lo mal que están las cosas". Por lo se ve y dicen, no cabe duda de que el cristianismo (uno y otro), está metido en una tremenda crisis y de ahí la necesidad de reformarlo… 

Pero, que hay que reformar y por qué? ¿Se necesita reformar ese "castillo de arena, esa torre de naipes o esa vieja coquetona reemplazante destinada a morir y, por tanto, desaparecer? 

Y dice un servidor: ¿Reformarla para seguir siendo cristiano etiquetado “a la carta”? Reformar, ¿qué en concreto? ¿La doctrina e interpretación que sostiene? ¿El montaje de todo el cristendom (madre e hijas)?, ¿Las personas o jerarquía que están dentro de él? Es que, ¿hay que entubar y ayudar a ese “muerto agonizante” con el fin de que surja otra Iglesia “renovada” que sea más fuerte y que esté más al día dentro del Ecumenismo, de la Alianza Evangélica mundial o Concilio Mundial de Iglesias, todas ellas siendo parte de ese Orden Nuevo Universal deseando levantar su gran Panteón en el Monte Moria (Sión) con o sin el beneplácito de Israel o del Islam radical?.

Desde entonces, mi mente no ha dejado de dar vueltas y más vueltas haciendome pesar y requetepensar en estas 3 cosas entre otras muchas más:

a. ¿Qué es lo que realmente está pasando en el cristianismo en general y más concretamente en el mundo evangélico de hoy para llegar a decir que se necesita reformar a la Reforma?

b. Si realmente existe los problemas que dicen que hay como para reformarla, ¿cual sería la solución al problema para hacerles saber que “por ahí no iban ni van los tiros”?

Verás, aquella Reforma, la que Lutero estaba tan empeñado en hacer dentro de su Iglesia Católica, no se pudo llevar a cabo debido a la corrupción y rechazo rotundo del Papa, de la jerarquía y el visto bueno del rey Carlos V. ¿Te sorprende, pues, la persecución que se lió?

Al final y con el permiso del Eterno, la Reforma surgió  como un "club" o movimiento aparte de la madre Iglesia a la que ésta apodó como PROTESTANTISMO. No pasaron muchos años para ver que a su portavoz y seguidores tambien los quisieron reformar, dando paso, así, a las interminables reformas que vendrían después como olas, unas tras otra, hasta el día de hoy (era cuestión de tiempo para verlo).

Lo bueno de todo fue que la Reforma, y con ella la lectura de la Biblia, ayudó a que surgiera una libertad nunca vista, lo que creó la plataforma de lo que se llamó el Renacimiento con sus democracias (las que transformaron las economías, la cultura y la moral de toda Europa del norte y después la de América del norte).

 ¡Qué pena que en ese momento nadie le dijo al valiente Lutero, para empezar, y verdugo para terminar estas cuatro cosas: 

1. que procedía de una Iglesia, club o secta y dictadura mundial, que con su interpretación incorrecta de las Escrituras y de  si tracción, había contagiado o querido contagiar de “sífilis” a todo el que estaba dentro incluyéndolo a él. (Rea la misma enfermedad mortal que ha  trasmitido a través de los siglos). 

2. que había heredado  dos cánceres: uno llamado  Reemplazamiento (el que reemplazaba a Israel por la Iglesia. El que inventaron, sostuvieron e impusieron sus queridos y admirados profesores “y padres espirituales”, incluyendo, repito,   a su adorado san Agustín con su famoso libro “la ciudad de Dios” o Cristendom) y otro llamado   Antisionismo.  El que sustituía a Yerushalayim (Sion) por el Vaticano      (los mismos que iba a tener  su luteranismo o protestantismo a la carta) 

3. de que al estar ahora libre y fuera de la influencia de "la madre Iglesia", debía cambiar los cimientos sobre los cuales había astado entonces (los de los Padres de la Iglesia) por los de los Apóstoles cuya Piedra Angular era el Mesías y

4. debió haberse concienciado de  que, en realidad, estaba "injertado" en el buen OLIVO, entre las ramas naturales de Su pueblo (el único pueblo, kejilá en hebreo o Iklesia en griego) . Es decir, Israel.

Pero no, parece que nadie se lo dijo o que no quiso saberlo porque, según parece, esperaba y estaba empeñado de que a Israel le correspondía entrar al nuevo club liderado por él.

Vale, ¿y qué le hubieras dicho tú, Samuel? Pues con toda humildad y espíritu de un pecador salvado por pura gracia, aprendiz de todo y maestro de nada, le hubiera dicho algo así:

“Sr. Lutero... al igual que sólo hay “gitanos y payos”, SÓLO hay dos bloques o grupos.... O estás en uno o estás en el otro.... Me explico: sólo hay y siempre habrá Gentiles (los que no son hebreos) e Israel. Esa nación a través de la cual tendría que venir el Mesías ben Yosef (el Siervo) y el Mesías ben David (el Rey) pues, LA SALVACIÓN es de ellos según dijo Jesucristo (Juan 4:22)..... Le hubiera preguntado que si sabía por qué, para qué y hasta cuando debía estar Israel entre las naciones.... Le hubiera dicho que, lo mismo que Israel debía bendecir a los gentiles en el plano físico y espiritual, los gentiles, a su vez, debían guardarlos, protegerlos, mimarlos, para que pudieran hacer en todas las generaciones el trabajo que ell Eterno les encomendó (Salmo 67) .… Le hubiera dicho que tuviera mucho cuidado pues “el que los toca, le mete el dedo en la “niña del ojo de Dios (YHVH, Zac. 2:8)” y eso duele..... Y, ¡como no!, también le hubiera dicho que eso del cristianismo y la Iglesia (palabras griegas que reemplazas a las hebreas mesianismo y congregación o asamblea), era todo un invento procedente y heredado de los “Padres de la Iglesia” en la que estaba mentido... Que al igual que a otros, y casi por mil doscientos años, les habían hecho creer que el único Pueblo de Dios (YHVH) que ha tenido tiene y tendrá “ya no existe”, ¡y eso que los tenía en frente de sus ojos! Precisamente esos que sostenían que el “justo por la fe vivirá” tal y como el profeta Hageo lo había dejado bien escrito (es decir, que él, Lutero, “no había inventado la pólvora”). Sí, si…, son esos “padres griegos” que sostienen que, la Novia o Esposa de siempre ha sido reemplazada por esa otra (la Iglesia a la que él estaba metido y consideraba corrupta, prostituta y satánica (de ahí que la quisiera reformar porque le daba nauseas)... No, “no des coces contra el aguijón”, querido Lutero, pues sólo te lo clavarás mucho más y eso duele …. De verdad, apreciado profesor, como habrás podido ver, el Israel de ayer, el de hoy y el de mañana es indestructible porque, al igual que el aceite o el corcho, siempre flotará aunque esté sucio por fuera y por dentro.... Te aconsejo, pues, que leas muy detenidamente lo que El Eterno le dijo a Abraham, a los profetas …. que leas las palabras de Yehoshua y también las de Shaul o Pablo que dejó escritas en los capítulos 9 al 11 de la carta a los Romanos.... Lee lo que, según tus propias palabras,“no las hubieras escrito”.... Ya ves querido doctor en tontología, YHVH no ha desechado a Su Pueblo, abre los ojos y verás que están repartidos en todo el mundo diciéndole que, a ellos, les ha dado El Eterno el trabajo de enseñar las Santas Escrituras, ser luz y sal, ser una nación de sacerdotes para interceder por los gentiles (ver salmo 67, Rom. 9:3-5, etc., etc)... Es más, aprende de una vez que, según Pablo, “si la transgresión de Israel ha traído vida y riqueza a los gentiles (el mundo), cuánto más será su plena restauración cuando se la quite aquel velo (el que se le puso entonces), justo cuando termine “el tiempo de los gentiles” (Rom. 11.12). ¡Ah!, y ya de paso, no olvides, amigo Lutero, que según el profeta Isaías, ellos, los gentiles, también tienen otro velo que sólo se les será quitado si van al monte del Eterno para buscar al Mesías crucificado (ver Rom. 11:12; Is. 25: 6 y 7) .... Pero no, amigo Lutero... caíste en la misma trampa que cayeron “los padres de tu Iglesia” (por cierto, todos ellos de procedencia griega y latina) y creyéndote “más papistas que el mismo Papa”, quisiste añadir a tu largo y abultado repertorio de escritos y sermones “contra los judíos”, ese otro maldito sermón (el que como a Chaves te salió de tus entrañas), que diste cubierto del poder que sólo los reyes de este mundo dan sin saber que “el ángel de la muerte” estaba a tu lado para llevarte tan sólo unas horas después de pronunciarlo.... Ya ves, dejaste tal impresión que hasta Hitler se inspiró en ti llegando a decir “que él sólo estaba terminando lo que tú habías empezado”... ¿Qué te parece?

Sr. Lutero, ¿llegaste a leer y estudiar las palabras que el Eterno le dijo al patriarca Abraham. “bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan”? Tengo la impresión de que no lo hiciste... Si lo hubieras hecho¡”Otro gallo hubiera cantado”.... Si hubieras seguido humilde, si te hubieras unido a la Noemí de tu generación como buena Ruth, si hubieras cruzado el Jordán (después de cortar el cordón umbilical satánico que te unía a Roma), para hacer suyo su Dios y su pueblo e ir juntas a Belén, “beber agua del pozo” que allí se encontraba (con todo lo que se desprende de eso) y, ¡como no! para esperar a su Rey David o Mesías!....

¡Ah!, una cosita más antes de terminar Sr. Lutero y créame que es así: Gracias, mil gracias, por traducir la Biblia para que el pueblo llano (los pobres de espíritu) la pudiera leer para salir de la miseria y de la muerte religiosa tal y como mi bisabuela, mi abuela, mi madre y millones de otros pudimos salir al leerla y ponerla por práctica..... Esa que, aunque empapelada por la traducción e interpretaciones, inspiró a tantos otros a hacer lo mismo, ayudando así a revolucionar a todo el mundo dentro del cual se encuentra mi Pueblo Israel que, dicho sea de paso, es el mismo de siempre porque así lo ha querido el Eterno... Ese al que ni tú ni Hitler, repito, pudisteis exterminar por más que quisisteis o intentasteis .... Créeme, ¡ahora sí sé por qué me caías y me caes tan bien por un lado y tan mal por el otro! Por que los amo, espero y pido a Dios (YHVH) que los cristianos que “te adoran” y siguen oyéndote y obedeciendo tus órdenes, que todavía los hay, no sigan tu ejemplo en eso de “matar a los Judíos” que son, lo quieras o no, los hermanos de Jesús, los de María y los de los apóstoles... Esos personajes que la Iglesia, repito, ha usado a través de los siglos, y sigue usando, para enriquecerse y esclavizar a tantos millones de ignorantes a los que quiso que siempre fueran analfabetos no dejando leer el LIBRO DE INSTRUCCIONES (la Biblia) para traficar con ellos vendiendo el cielo con sus famosas indulgencias, santos, reliquias, e imágenes.

Amigo que me lees, no he dicho ni escrito estas palabras por despecho o por estar herido y lleno de rencor, no.   Lo he hecho para dejar clara mi postura frente a tanto caos y confusión como tenemos en estos días que se parecen tanto a los de Noé, esperando que estos “apuntes” ayuden al lector a situarse en el lugar que debe de estar para ser, vivir y hacer las cosas de acuerdo al corazón del Eterno.

Entonces y para terminar, ¿qué le diría un servidor a la mayoría del mundo evangélico que, según un servidor, vive “en las nubes”, que no sabe “qué camino tomar” esperando ser arrebatado sin pasar por la gran tribulación sostenida por ser un escapista de primera?. 

Dime, ¿vas a creer a los que te dicen que la solución es reformar a la REFORMA PROTESTANTE? Yo no creo que esa es la solución. ¿De verdad crees que la respuesta es reformar ese castillo de naipes sin cimientos apostólicos por tener los de los padres de la Iglesia?,     ¿Y por qué no asegurarse que estás edificado sobre los cimientos de los patriarcas, el de los apóstoles en donde está la PIERDA ANGULAR que es el Mesías  de ISRAEL?

Lo que se necesita, repito, es concienciarse, y volver a LA RAÍZ. Es más, si es que “has nacido de nuevo pasando por la cruz” debes saber que estás injertado ENTRE, y no EN VEZ DE, las ramas naturales del OLIVO. Si amigo/a, deberías darte cuenta que sólo hay dos opciones y no hay otra: O estás injertado en el OLIVO o EN UN ÁRBOL DE NAVIDAD.

Créeme, eso del cristianismo a la carta, el que surgió oficialmente en el Concilio de Nicea (año 325 d.C.), es todo un “bulo” que nace con el permiso del Eterno, sí, pero que está a punto de colapsar por reemplazar al único pueblo de YHVH,     el formado por las 12 tribus más TODOS los ex-gentiles que se han unido y se unirán a él a través de los siglos como está escrito, repito, en el LIBRO DE INSTRUCCIONES.

MI CONSEJO ES, querido amigo/a, que te salgas lo antes de “la gran Babilonia lo antes posible, si es que estás dentro de ella, para meterte en el Mesías (Ungido) Siervo y REY”, aprendas a vivir sólo/a,    te prepares para la gran persecución que se avecina y que te asegures de tener la lámpara llena del buen aceite para recibir a NOVIO /ESPOSO de siempre.

Abrazos y un cordial SHALOM (La paz del ETERNO y no la de LA ONU).

Samuel del Coso Román

(Fundador y director del Centro Mundial de los Anusim o Cripto – Judíos sefarditas) en TOLEDO (España/Sefarad)

* WhatssAp) +34.659682031

________________


No hay comentarios:

Publicar un comentario