miércoles, 15 de abril de 2020

El fundador del BDS (Barguti): "Israel debería salvarnos ...y luego morir"


15.04.2020

Los defensores de Israel siempre bromean con que los partidarios del movimiento BDS no deberían ser selectivos en sus desvelos por convencer al mundo para que boicotee al Estado judío. En particular, últimamente andan diciendo que están esperando a ver qué harán quienes pretenden aislar y destruir a Israel si sus científicos consiguen la vacuna contra el coronavirus. La respuesta no debería reconfortar a nadie, especialmente a quienes siguen pensando que los avances científicos y el resto de aportaciones del Estado judío al mundo acabarán de alguna manera convenciendo a sus enemigos de que renuncien a su centenaria guerra contra el sionismo.

Este asunto ha vuelto a estar en el candelero porque, de hecho, el fundador del BDS ha respondido a quienes invitan a los enemigos de Israel a extender su boicot a los frutos de la innovación y la investigación médica avanzada  cosechados por el Estado judío.

En un vídeo publicado en Facebook por un grupo antiisraelí, el cofundador del BDS Omar Barguti dice que si Israel encontrara una cura contra el cáncer o el coronavirus, “no habría problema en cooperar con él”.

Barguti, que va de humanitario, sostiene que si Israel presta servicios de ese tipo a la humanidad, “entonces la salvación de vidas es más importante que cualquier otra cosa”.

La arrogancia y la hipocresía contenidas en esa declaración son difíciles de concebir. Quienes pretenden estigmatizar a todos los israelíes como seres a los que las sociedades decentes deberían rehuir y abogan por boicotear no sólo todos los productos sino la cultura y el mundo universitario israelíes, por lo menos son coherentes. Menudo cuajo tienen los que piensan que el mundo debería tratar a los israelíes –y a sus ideas y tecnologías– como apestados y al tiempo afirman que no tendrían problemas en recurrir a ellos para hacer frente una enfermedad letal.

Básicamente, lo que Barghuti está diciendo es que Israel debería seguir adelante con su increíble creatividad, transformando la medicina y la tecnología para bien de la Humanidad, pero él no ceja en su idea de acabar con el único Estado judío del planeta.

Los izquierdistas y los apologetas del BDS a menudo ven en los esfuerzos de Barguti por crear un movimiento de boicot una muestra de progreso en la política cultura palestina. Dicen que los boicots pensados para destruir Israel por medios económicos y la presión social concebida para aislar al Estado judío y silenciar a sus seguidores son dignos de elogio en comparación con el apoyo palestino al terrorismo. Piensan que para los palestinos es mucho mejor trabajar por la desaparición de Israel a través de esos medios supuestamente no violentos en vez de recurrir a los atentados suicidas, los túneles terroristas y los apuñalamientos.

Si tomamos en serio estos argumentos, y no los desechamos como risibles sofisterías, está claro que los intelectuales occidentales que tal sostienen no sienten otra cosa que desprecio por los árabes palestinos. La especie de que las únicas opciones de que disponen con el asesinato en masa o un movimiento que emplea la presión política y económica para perseguir el mismo objetivo ilegítimo por el que los terroristas palestinos derraman sangre es una falacia bochornosa.

Ningún movimiento basado en la especie antisemita de que el judío es el único pueblo de la Tierra que no tiene derecho a disponer de su propia patria, ni a la autodefensa, puede decir que apoya la no violencia, y para qué hablar de envolverse en la bandera de los derechos humanos.

El movimiento BDS está impregnado de retórica e imaginario antisemitas, y se comporta en los campus norteamericanos y en las calles de Europa como un grupo promotor del odio. Donde quiera que alza sus banderas, inevitablemente se producen actos de intimidación y violencia contra los judíos. La noción de que su fundador o cualquiera que defienda sus ideas están verdaderamente interesados en los principios humanitarios o en salvar vidas es una tremenda broma.

Pero hay aquí una lección importante para los judíos y los defensores de Israel que trasciende cualquier indignación ante la formidable hipocresía de Barguti.

Hay una línea de pensamiento aferrada a la idea de que si el mundo supiera más acerca de la brillantez de los logros israelíes en cada campo del emprendimiento humano, incluidas la ciencia y la medicina, la literatura y las artes, entonces comprendería lo desafortunados que son los esfuerzos por destruirlo. Los amigos de Israel también prefieren en gran medida leer informaciones positivas del Estado judío antes que tener que incurrir en discusiones sobre el derecho de los judíos a disponer de su patria ancestral, y sobre por qué sus operaciones defensivas contra el terror son necesarias y están de sobra justificadas.

Pero la triste verdad es que si mañana se anunciara que unos científicos israelíes están produciendo una vacuna o un tratamiento contra el coronavirus, apenas cambiaría la mentalidad del movimiento BDS. Ni habría una mayor simpatía hacia Israel en las organizaciones internacionales que cotidianamente se vuelcan en la estigmatización y difamación del Estado judío.

Para sus odiadores, la gran cuestión seguirá siendo que los judíos no tienen derecho a un Estado, con independencia de dónde se tracen sus fronteras. No les importa lo brillante que ha demostrado ser la ciencia israelí, ni cuántas vidas se pueden salvar con las innovaciones tecnológicas de la Start-Up Nation. Mientras sigan asumiendo la mentira mayúscula de que la única democracia de Oriente Medio es un “Estado apartheid”, dará igual qué enfermedad global curen los israelíes.

Apenas sorprende que Barguti piense que “no hay problema” en cooperar con Israel para salvar vidas palestinas. Pese a la energía que dedican a tratar de que el mundo se crea sus mentiras sobre el quehacer israelí, en realidad no están interesados en lo que haga Israel; a ellos lo que les preocupa es que exista Israel, y están centrados en su erradicación.

Los defensores de Israel hacen bien en resaltar los magníficos logros israelíes. Pero aún han de dejar de creer que sus buenas acciones finalmente convencerán a los antisemitas de que cesen en su odio o en su vil empeño en destruir la patria judía.

___________________&

© Versión original (en inglés): JNS
© Versión en español: Revista El Medio

La entrada El fundador del BDS: Israel debería salvarnos... y luego morir aparece primero en Revista El Medio.

Visita el sitio

Ver comentarios

miércoles, 8 de abril de 2020

PASCUA MARRANA

(Traducido de un diario encontrado en Beirut en el año 1743)

______________

Hoy es el día 16 de la luna nueva de marzo. El pastor o lucero del alba está alto todavía, los ruidos de la noche aún son susurros, que explotarán al amanecer. 

Yo, don José Manuel de la Santa Trinidad Rojas y Mejías, contemplo la noche que está pariendo al día de la pascua hebrea (15 de Nisán).

Mi nombre no lo llevo por una casualidad, ya que arrastro los que fueron impuestos a los cristianos nuevos. El de  Rojas, es una inversión de las letras de Sajor (negro) y el de Mejías que es una derivación de Mesías. Esto es algo privado y que lo llevo muy oculto pues si lo descubriera la Inquisición, la desgracia caería sobre mi y sobre toda mi amada familia.

Pertenezco a los llamados “marranos” por la santa iglesia y debo hacer todo lo posible por demostrar mi devoción cristiana. 

De hecho, mi hermano Fray Pedro apóstol Rojas y Mejías es sacristán. Es el que más se ha sacrificado, ya que no sólo debe vivir una vida de hipocresía y negación de su fe, sino que también se ha condenado a ser un tronco sin gajos (hijos) ni simiente para “honor” de su iglesia.

Hoy deberé concurrir a misa con los míos y veré a mi hermano cuando coloque la hostia en nuestras bocas, sabiendo que lo hacemos empujados por el miedo y las circunstancias, ya que en ello nos va la vida.

Luego Pedro vendrá a lomo de burro hasta la finca, y juntos en la ribera del río, golpearemos las aguas con varas de sauce, recordando a nuestro patriarca Moisés en el desierto. 

No sé bien porque hago esto perque hay algo muy profundo en mi que me lleva a hacerlo. Quizá fuera el respeto a mis mayores, pero no. Es algo que surge dentro de mi, màs que por ellos, por amor mas que por compromiso.

Tengo una finca donde hago salado y curtido de cueros. Como es mucho el personal que requiero, voy a los mercados en dónde se venden esclavos. Allí, mi servidor, el mulato Lucas, de quien nadie podría sospechar su origen marrano (de hecho no lo tiene), se acerca a revisar a los pobres desdichados y cuando simula inspeccionar boca y oídos les dice en vos baja el “shemá Israel”, (oye Israel) a lo que muchos responden atónitos y embargados por la emoción. Estos son esclavos que compro para mi hacienda y en especial aquellos traídos de Portugal y Brasil. Los que son marranos responden positivamente a la contraseña. (También “compro” grupos que venden  los piratas sin pasar por mercado alguno. Son los sospechosos de esos judaizantes que  eran llevados en España al Santo tribunal  (los que los corsarios capturan en altamar). Para poder afrontar estas “compras” me ayudan miembros de la familia proceden de los sacerdotes (los Cohen y Levi, este último apellido trasformado en Viel). Todos ellos están en igual condición que yo.

Hoy, noche de pascua (15 de Aviv en nuestro calendario), todos esos “esclavos” que trabajan conmigo, saben que serán liberados de todo compromiso pues, después de relatar sobre nuestra esclavitud en Egipto, diremos: "¡ahora somos libres!" (aunque sabemos que no lo somos aún). 

Durante la semana quemamos mucha harina en los hornos para que nadie sospeche que no comeremos pan.

Mi esposa “deslizó” entre tantas horneadas unas pocas tablas de “pan flaco” que retiró sin ser vista y guardó celosamente en el sótano de la casa a fin de tener matzáh (pan ázimo) para la celebración de esta noche.

Yo me ocupo personalmente de la “carneada” de corderos para lo cual elijo animales sin defecto alguno, tomo cuchillos sin mella y después de despostar, pongo la carne en agua y en sal, sin olvidar salpicar con los cuchillos sangrantes las jambas de las puertas como hacían mis antepasados.

Quisiera acompañar esto con las bendiciones apropiadas, pero nunca las supe. Espero mis ruegos igual sean oídos.

Ya se acerca la hora de la cena. Pedro busca en el doble fondo de la capilla un libro muy antiguo que yo no se leer, pero mi hermano si, y a su vez enseño a mi hijo a hacerlo. 

Mando a Lucas al aljibe y, con el pretexto de echar cal, baja con la hamaca hasta la segunda calzadura donde hay oculta una copa labrada, un chal de oración y pequeños solideos con la estrella de David. También traerá un pedazo de pergamino que hallé en un viejo arcón familiar y, como creo que está escrito en hebreo, lo oculté hasta tanto me lo tradujeran.

 Bajo al sótano. El olor fuerte de los cueros y el “charqui” me impregna la nariz, y la tabla de salar está cubierta por un mantel de lino blanco, la copa refulgente llena de vino y el pan de la pobreza frente a la silla de cabecera. Todos tenemos miedos y angustias. 

Mi hermano Pedro está transformado, le brillan los ojos porque está llorando y mi hijo mayor, con un solideo rojo, me mira con amor y temor. .

¡Ay hijo! ¡Si pudiera protegerte del riesgo al que te expongo!. Pero sé que no puedo, con lo cual me asalta la culpa. Esta se desvanece al oír palabras que no entiendo, pero con una melodía que despierta en mi recuerdos de experiencias que no viví.

Mi hijo se levanta y canta unas pocas frases en lengua extraña para mi y mis invitados. Sin embargo al oírlas todos rompemos a llorar. Mi hermano, hoy sin su crucifijo parece librado de un yugo opresor, se levanta, me cubre con el viejo chal a franjas que ignoro a quien perteneció peroque, al envolverme en él, siento una calidez extraña en todo mi ser.

D’s Todopoderoso, ¿por qué no podemos sentir esto siempre? ¿Por qué debemos mentir diariamente sobre nuestra fe? ¿Cuántos de nosotros seguiremos tus caminos y cuaántos se alejarán para siempre de tu senda? ¡Ojalá pudiera ver un futuro poblado de hermanos que se manifiestan libremente como hebreos. hijos de tu pueblo elegido!.

Nos invade el silencio, todos lloramos en esta fiesta, que debería ser de alegría por la libertad lograda al salir de Egipto. 

Pido a mi hermano, el sacristán, que me traduzca el viejo pergamino. Lo despliega y con dificultad lee las letras que el tiempo borra. Pero su contenido resalta, y lee en altavoz..

"Avadim ahinu be atá bnei jorim, baruj atah adonay eloheinu, sheejeianu be kimanu be higuianu la zman hazéh". (Esclavos fuimos y ahora somos libres, bendito seas que nos permitiste vivir para llegar y acercarnos a este momento).

¡Quiera D’s que en un futuro no lejano, mis hijos y los hijos de ellos puedan vivir una pascua en libertad, tan sentida como esta “nuestra pascua marrana”!
______________

miércoles, 1 de abril de 2020

El eficto de expulsión de los Judíos de España (Sefarad, 1492l

En Granada, 31 de marzo de 1492

Los Reyes Fernando e Isabel, por la gracia de Dios, Reyes de Castilla, León, Aragón y otros dominios de la corona, al príncipe Juan, los duques, marqueses, condes, órdenes religiosas y sus Maestres, señores de los Castillos, caballeros y a todos los judíos hombres y mujeres de cualquier edad y a quienquiera esta carta le concierna, salud y gracia para él.

Bien es sabido que en nuestros dominios, existen algunos malos cristianos que han judaizado y han cometido apostasía contra la santa fe Católica, siendo causa la mayoría por las relaciones entre judíos y cristianos. Por lo tanto, en el año de 1480, ordenamos que los judíos fueran separados de las ciudades y provincias de nuestros dominios y que les fueran adjudicados sectores separados, esperando que con esta separación la situación existente sería remediada, y nosotros ordenamos que se estableciera la Inquisición en estos dominios; y en el término de 12 años ha funcionado y la Inquisición ha encontrado muchas personas culpables además, estamos informados por la Inquisición y otros el gran daño que persiste a los cristianos al relacionarse con los judíos, y a su vez estos judíos tratan de todas maneras a subvertir la Santa Fe Católica y están tratando de obstaculizar cristianos creyentes de acercarse a sus creencias.

Estos Judíos han instruido a esos cristianos en las ceremonias y creencias de sus leyes, circuncidando a sus hijos y dándoles libros para sus rezos, y declarando a ellos los días de ayuno, y reuniéndoles para enseñarles las historias de sus leyes, informándoles cuando son las festividades de Pascua y como seguirla, dándoles el pan sin levadura y las carnes preparadas ceremonialmente, y dando instrucción de las cosas que deben abstenerse con relación a alimentos y otras cosas requiriendo el seguimiento de las leyes de Moisés, haciéndoles saber a pleno conocimiento que no existe otra ley o verdad fuera de esta. Y así lo hace claro basados en sus confesiones de estos judíos lo mismo a los cuales han pervertido que ha sido resultado en un gran daño y detrimento a la santa fe Católica, y como nosotros conocíamos el verdadero remedio de estos daños y las dificultades yacían en el interferir de toda comunicación entre los mencionados Judíos y los Cristianos y enviándolos fuera de todos nuestros dominios, nosotros nos contentamos en ordenar si ya dichos Judíos de todas las ciudades y villas y lugares de Andalucía donde aparentemente ellos habían efectuado el mayor daño, y creyendo que esto sería suficiente de modo que en esos y otras ciudades y villas y lugares en nuestros reinos y nuestras posesiones sería efectivo y cesarían a cometer lo mencionado. Y porque hemos sido informados que nada de esto, ni es el caso ni las justicias hechas para algunos de los mencionados judíos encontrándolos muy culpables por lo por los susodichos crímenes y transgresiones contra la santa fe Católica han sido un remedio completo obviar y corregir estos delitos y ofensas. Y a la fe Cristiana y religión cada día parece que los Judíos incrementan en continuar su maldad y daño objetivo a donde residan y conversen; y porque no existe lugar donde ofender de mas a nuestra santa creencia, como a los cuales Dios ha protegido hasta el día de hoy y a aquellos que han sido influenciados, deber de la Santa Madre Iglesia reparar y reducir esta situación al estado anterior, debido a lo frágil del ser humano, pudiese ocurrir que podemos sucumbir a la diabólica tentación que continuamente combate contra nosotros, de modo que, si siendo la causa principal los llamados judíos si no son convertidos deberán ser expulsados del Reino.

Debido a que cuando un crimen detestable y poderoso es cometido por algunos miembros de algún grupo es razonable el grupo debe ser absuelto o aniquilado y los menores por los mayores serán castigados uno por el otro y aquellos que permiten a los buenos y honestos en las ciudades y en las villas y por su contacto puedan perjudicar a otros deberán ser expulsados del grupo de gentes y a pesar de menores razones serán perjudiciales a la República y los más por la mayoría de sus crímenes sería peligroso y contagioso de modo que el Consejo de hombres eminentes y caballeros de nuestro reinado y de otras personas de conciencia y conocimiento de nuestro supremo concejo y después de muchísima deliberación se acordó en dictar que todos los Judíos y Judías deben abandonar nuestros reinados y que no sea permitido nunca regresar.

Nosotros ordenamos además en este edicto que los Judíos y Judías cualquiera edad que residan en nuestros dominios o territorios que partan con sus hijos e hijas, sirvientes y familiares pequeños o grandes de todas las edades al fin de Julio de este año y que no se atrevan a regresar a nuestras tierras y que no tomen un paso adelante a traspasar de la manera que si algún Judío que no acepte este edicto si acaso es encontrado en estos dominios o regresa será culpado a muerte y confiscación de sus bienes.

Y hemos ordenado que ninguna persona en nuestro reinado sin importar su estado social incluyendo nobles que escondan o guarden o defiendan a un Judío o Judía ya sea públicamente o secretamente desde fines de Julio y meses subsiguientes en sus hogares o en otro sitio en nuestra región con riesgos de perder como castigo todos sus feudos y fortificaciones, privilegios y bienes hereditarios.

Hágase que los Judíos puedan deshacerse de sus hogares y todas sus pertenencias en el plazo estipulado por lo tanto nosotros proveemos nuestro compromiso de la protección y la seguridad de modo que al final del mes de Julio ellos puedan vender e intercambiar sus propiedades y muebles y cualquier otro artículo y disponer de ellos libremente a su criterio que durante este plazo nadie debe hacerles ningún daño, herirlos o injusticias a estas personas o a sus bienes lo cual sería injustificado y el que transgrediese esto incurrirá en el castigo los que violen nuestra seguridad Real.

Damos y otorgamos permiso a los anteriormente referidos Judíos y Judías a llevar consigo fuera de nuestras regiones sus bienes y pertenencias por mar o por tierra exceptuando oro y plata, o moneda acuñada u otro articulo prohibido por las leyes del reinado.

De modo que ordenamos a todos los concejales, magistrados, caballeros, guardias, oficiales, buenos hombres de la ciudad de Burgos y otras ciudades y villas de nuestro reino y dominios, y a todos nuestros vasallos y personas, que respeten y obedezcan con esta carta y con todo lo que contiene en ella, y que den la clase de asistencia y ayuda necesaria para su ejecución, sujeta a castigo por nuestra gracia soberana y por la confiscación de todos los bienes y propiedades para nuestra casa real y que esta sea notificada a todos y que ninguno pretenda ignorarla, ordenamos que este edicto sea proclamado en todas las plazas y los sitios de reunión de todas las ciudades y en las ciudades principales y villas de las diócesis, y sea hecho por el heraldo en presencia de el escribano público, y que ninguno o nadie haga lo contrario de lo que ha sido definido, sujeto al castigo de nuestra gracia soberana y la anulación de sus cargos y confiscación de sus bienes al que haga lo contrario.

Y ordenamos que se evidencie y pruebe a la corte con un testimonio firmado especificando la manera en que el edicto fue llevado a cabo.

Dado en esta ciudad de Granada el Treinta y uno día de marzo del año de nuestro señor Jesucristo de 1492.

Firmado Yo, el Rey, Yo la Reina, y Juan de la Colonia secretario del Rey y la Reina quien lo ha escrito por orden de sus Majestades.                                       ______________________

Con un cordial SHALOM te saluda desde Toledo (España/Sefarad según Abdías 20 y 21) Samuel del Coso Román.
Tl.: +34.659.682031
: shalomsefarad.blogspot.com.es

Respuesta del Rabino Isaac Abravanel al "Edicto de expulsión de los judíos españoles".

Sus Majestades:

Abraham Senior y yo agradecemos esta oportunidad para hacer nuestra última expresión en palabras llevando la voz de las comunidades Judías que nosotros representamos. Condes, duques y marqueses de las cortes, caballeros y damas no es un gran honor cuando un judío es llamado a asistir por el bienestar y seguridad de su pueblo.
Pero es una mayor desgracia cuando el Rey y la Reina de Castilla y Aragón y por supuesto de toda España tienen que buscar su gloria en gente inofensiva.
Encuentro muy difícil comprender como todo hombre judío, mujer y niño pueden ser una amenaza a la fe Católica.
Muy fuertes pero demasiados fuertes cargos.
¿Es que nosotros lo destrozamos?
Es todo lo opuesto. ¿No estáis Vos admitiendo en este edicto a confinar a todos los Judíos en lugares restringidos y de tantas limitaciones en nuestros privilegios legales y sociales sin mencionar obligándonos a usar señales humillantes? ¿No fueron suficientes las opresiones impuestas, no nos aterrorizó con su diabólica Inquisición? Déjeme hacer esta materia perfectamente dura para todos los presentes no dejare callar la voz de Israel en este día.
Escuchad Oh los cielos y adjudique escuchar, Rey y Reina de España por mi Isaac Abravanel dirigirme a Vos. Yo y mi familia somos descendientes directamente del Rey David verdadera sangre real la misma sangre del Mesías corre por mis venas. Es mi herencia y yo lo proclamo en nombre del rey de Israel.
En nombre de mi pueblo, el pueblo de Israel, los escogidos por Dios declaro son inocentes y sin culpa de todos los crímenes declarados en este abominable edicto. El crimen y la transgresión es para Vos. No es para nosotros soportar el decreto sin justicia que Vos habéis proclamado. Hoy será su derrota y este año en el cual imagina como el año de la gran gloria será la vergüenza más grande de España. Siendo como recompensa de esta virtud individual, siendo bien reconocido que la palabra de honor es su cometido apropiado para las buenas obras nobles de modo adicional cuando un acto inapropiado se cometiera que la reputación de la persona sufriría. Y cuando los Reyes y Reinas cometen hechos dudosos se hacen daño a ellos mismos. Y como bien se dice entre más grande la persona que comete un error el error es mayor.
Errores si son reconocidos temporalmente pueden ser corregidos y el ladrillo que soporta la estructura endeble puede ser vuelto a colocar en la posición correcta. Así mismo un edicto errado si es cambiado a tiempo puede ser corregido pero objetivos religiosos han aventajado la razón y malos consejos han precedido justo razonamiento. El error de este edicto será irreversible lo mismo que estas obligaciones que proclama. El Rey y la Reina míos, escuchadme bien: error ha sido su error profundo e inconcebible como España nunca haya visto hasta ahora. Vos sois los únicos responsables como armas del poder de una nación como las artes y letras dan las pautas de sensibilidades mas refinadas. Si Vos habéis aplacado el orgullo del Infiel Musulmán con la fuerza de su ejército dando muestras de conocimiento del arte y la guerra por que de su estado interno de su conciencia ¿con qué derecho sus Inquisidores recorren los campos quemando libros por miles en piras públicas?
¿Con qué autoridad los miembros de la Iglesia desean ahora quemar la inmensa biblioteca Arábica de este gran palacio moro y destruir sus preciosos manuscritos? Por qué es por vuestra autoridad mi Rey y mi Reina. En lo más profundo de sus corazones Vuestras Mercedes han desconfiado del poder del conocimiento, y Vuestras Mercedes han respetado sólo el poder. Con nosotros los Judíos es diferente. Nosotros los Judíos admiramos y estimulamos el poder del conocimiento. En nuestros hogares y en nuestros lugares de rezo, el aprendizaje es una meta practicada por toda una vida. El aprendizaje es nuestra pasión que dura mientras existimos; es el corazón de nuestro ser; es la razón de acuerdo a nuestras creencias para los cuales hemos sido creados. Nuestro agresivo amor a aprender pudo haber contrabalanceado su excesivo amor al poder. Nos pudimos haber beneficiado de la protección ofrecida por nuestras armas reales y Vos os pudieseis haber beneficiado de los adelantos de nuestra comunidad y el intercambio de conocimientos, y digo que nos hubiésemos ayudado mutuamente.
Así como se nos ha recordado de nuestra falta de poder de modo que su nación sufrirá de las fuerzas de un desequilibrio que Vuestras Mercedes han dado su inicio. Por centurias futuras, vuestros descendientes pagaran por sus apreciados errores del presente. Vuestras Mercedes verificarán que la nación se transformará en una nación de conquistadores. Buscando oro y riquezas, viviendo por la espada y reinando con un puño de acero.
Y al mismo tiempo os convertiréis en una nación de iletrados, vuestras instituciones de conocimiento, amedrentadas por la continuación herética de extrañas ideas de otras tierras y otras gentes, no serán respetadas. En el curso del tiempo el nombre tan admirado de España se convertirá en un susurro ente las naciones. España, que siempre ha sido pobre e ignorante, España la nación que mostró tanta promesa y que ha completado tan poco. Y entonces algún día, España se preguntará a sí misma: ¿que ha sido de nosotros? ¿Por qué somos el hazme reír entre las naciones? Y los Españoles de esos días mirarán a su pasado porque sucedió esto. Y aquellos que son honestos señalaran a este día y a esta época lo mismo cuando esta nación se inicio. Y la causa de su decadencia no mostrara a nadie mas que a sus reverenciados soberanos Católicos, Fernando e Isabel, conquistadores de los Moros, expulsores de los Judíos, fundadores de la Inquisición y destructores de inquisitivas mentes de los Españoles.
El edicto es testimonio a la debilidad Cristiana. Esto ha demostrado que los Judíos son capaces de ganarle a los siglos. Argumento viejo sobre estas dos creencias. Esto explica el porque existen falsos Cristianos: estos los Cristianos cuyas creencias han sido sacudidas por los argumentos de que el Judío conoce mejor. Esto explica porque la nación Cristiana se perjudicara como dice que lo ha sido. Deseando silenciar la oposición Judía, la mayoría Cristiana ha decidido no seguir argumentando eliminando la fuente del contra argumento. Después de hoy ésta es la ultima oportunidad a traer este tema en tierra Española. En estos últimos momentos de libertad otorgada por el Rey y la Reina, y yo como representante de la Judería Española, reposaré en un punto de la disputa teológica. Yo lo dejaré con un mensaje de partida a pesar de que a Vuestras mercedes no os guste.
El mensaje es simple. El histórico pueblo de Israel, como se ha caracterizado por sus tradiciones es el único que puede emitir su juicio si Jesús y sus demandas de ser el Mesías, y como Mesías su destino fue de salvar a Israel, de modo que debe venir de Israel a decidir cuando debe salvarlo. Nuestra respuesta es la única respuesta que importa, o si acaso Jesús fue un falso Mesías. Mientras el pueblo de Israel exista, mientras las gentes de Jesús continúen en rechazarlo, su religión no puede ser validada como verdadera. Vuestras Mercedes pueden convertir a todas las gentes, a todos los salvajes del mundo, pero mientras no conviertan al Judío, Vuestras Mercedes no han probado nada excepto que Vuestras Mercedes pueden persuadir a los que no están informados.
Lo dejamos por este confortante conocimiento. Por que Vuestras Mercedes pueden disponer de sus poderes, nosotros poseemos la verdad por lo alto. Vuestras Mercedes podrán desposeernos de individuos, pero no podrán desposeernos de nuestras almas sagradas y la verdad histórica la cual es el único testigo nuestro.
Escuchad Rey y Reina de España, en este día Vuestras Mercedes han engrosado la lista de fabricantes de maldades contra los remanentes de la Casa de Israel, y si Vuestras Mercedes se empeñan en destruirnos, todos han fracasado. Mas, sin embargo, nosotros prosperaremos en otras tierras lejanas. Y doquiera que iremos, el Dios de Israel estará con nosotros. Y a Vuestras Mercedes Rey Fernando y Reina Isabel la mano de Dios los atrapará y castigará por la arrogancia de sus corazones.
Hágase a Vuestras Mercedes autores de esta iniquidad, por generaciones a venir, será relatado repetidamente cómo su fe no fue benevolente y cómo su visión fue cegada. Pero más de sus actos de odio y fanatismo, el coraje del pueblo de Israel será recordado por haberse enfrentado contra el poderoso Imperio Español y nos hemos apegado a las herencias religiosas de nuestros padres, resistiendo a los argumentos inciertos.
Expúlsennos, arrójennos de esta tierra que hemos querido tanto como Vos, pero los recordaremos Rey y Reina de España como los que figuran en nuestros santos libros como aquellos que buscaron nuestros daños. Nosotros los Judíos con sus hechos en las páginas de la historia, y de los recuerdos de nuestros sufrimientos e incurrirán en mayor daño a sus nombres más que el mal que nos ha causado. Nosotros les recordaremos y a su vil edicto de Expulsión por siempre.

______________

Con un cordial SHALOM te saluda desde Toledo (España/Sefarad según Abdías 20 y 21) Samuel del Coso Román.
Tl.+34.659.682031
Blog: shalomsefarad.blogspot.com.es